miércoles, 13 de mayo de 2009

Mara18


Una de las bandas responsables de uno de los mayores índices de asesinato del mundo, esta presente en todo centro América y México, concretamente en la ciudad de San Salvador, enfrentada constantemente contra su rival la MS, Mara18 es una de las pandillas más peligrosas del mundo.
Esta banda llegó al país, después de que deportaran de EEUU a miles de jóvenes pandilleros, que recrearon luego en San Salvador el ambiente de violencia y marginalidad en el que habían vivido en Estados Unidos.
Armas, drogas, robos, asesinatos, en esto consiste la rutina de los jóvenes pertenecientes a esta organizan.
Su profunda rivalidad contra la otra banda de San Salvador, les obliga incluso a tener cárceles separadas. Además desde dentro de la prisión que es donde están la mayoría de los jefes de Mara18, aprovechan y enseñan a los nuevos que entran, como moverse mejor en las calles y aprender a respetar las normas de la banda.
Su iniciación, es simple, si quieres entrar antes debes dejar que cuatro miembros de la pandilla te den una paliza durante unos 30 segundos, si no te defiendes, ni suplicas, pasas a ser miembro.
Lo más curioso, es que en este tipo de bandas, los jóvenes que las componen, se consideran como hermanos entre ellos, se cubren las espaldas.
Algo también necesario en esta pandilla, es ir tatuado con el 18, que puede representarse de muchas maneras, entre otras:
666=6+6+6=18, XVII, etc
Esta guerra entre bandas es algo que continúa vigente y se da día a día en cientos de barrios de Sud América, aumentando así el índice de criminalidad a porcentajes muy altos, cobrándose de la vida de cientos de personas.

Y como se que hace tiempo que no lo hago ahí va una pregunta filosófica:

¿Crees que está bien que la Mara18 y la MS tengan cárceles separadas, dándoles así la oportunidad de crear un punto de reunión para enseñar a los jóvenes criminales y así seguir creciendo?

3 comentarios:

  1. El mal es de fondo, jóvenes sin arraigo familiar ni social que encuentran en la pandilla todo eso. El problema es que con las cárceles no se soluciona nada, más bien se agrava todo.

    ResponderEliminar
  2. La violencia de la Mara hace que la de los Latin King o Ñetas sea angelical a su lado. Un Mara obtiene respeto a medida que se va tatuando lágrimas en su cuerpo. Cada lágrima, una muerte. La violencia en Centroamérica, todavía más acusada que en el sur del continente, es una pandemia a la que la sociedad, por desgracia, se ha acostumbrado. La absoluta ineficacia policial, la ausencia de un estado tutelar, la desestructuración familiar y los guetos de miseria y marginación son el caldo de cultivo de estas bandas realmente terribles.
    Ah. Muy interesante tu blog

    ResponderEliminar