martes, 29 de septiembre de 2009

El tren


Su resplandor metálico
se refleja en las ventanas
su rumor pesado
ahuyenta a las ratas de las vías
Cuántos pasajeros contemplaron
paisajes a la luz de mediodías
Mientras tu ritmo inexorable
desafiaba al tiempo
Dime, ¿cuantos romances en tus asientos?
con tu traqueteo a enamorados mecías
¿Cuantos fugitivos huyendo de la justicia?
¿Cuantos sueños que recorrieron tus oxidadas vías?
Y nunca se detiene y sea noche o día
Aunque la lluvia
forme cascadas en tus ventanas
donde deje mi firma
que hoy brilla cuando nace cada mañana
Su resplandor metálico
deslumbra mis pupilas
y su rumor pesado
me despertó mientras dormía

2 comentarios: